Escriba sus palabras
El inicio del olvido

El inicio del olvido

Los educadores de primaria y aún más, los educadores de secundaria, vivimos un fenómeno que no se presenta en el preescolar.

Presenciamos el abandono paulatino del control, la supervisión, la motivación y el acompañamiento por parte de los padres.  Empieza a suceder durante el segundo grado, extrañamente, las figuras de padres y madres empiezan a desvanecerse, primero sutilmente y luego catastróficamente.

Alrededor del tercer grado se empieza a ver a los niños como pre-adolecentes, se extiende hacia abajo la adolescencia.  Inicia con un poder dado a los hijos sobre las decisiones y lo que les conviene, el padre pasa de ser guía a ser el brazo mediante el cual, el aún niño, moviliza y establece derechos, sin las responsabilidades, pues aún no las interioriza.

El sistema educativo también contribuye, pues a partir de este grado, le solicita al estudiante habilidades, destrezas, valores que se encuentran en proceso de formación.

El padre deja de presentarse en la escuela, pierde la ternura por los logros de sus hijos (a), si recibe sanciones convierte al niño en un adulto y se decide a defenderlo sin cuestionar sus palabras o sus hechos.

La comunicación, ya escasa, aumenta año con año y aquel niño se convierte en dos, el que está en casa y el que va a la escuela y convive socialmente.

Ambos padres van perdiendo el conocimiento de sus hijos y al llegar la adolescencia no saben con quién están tratando, ni cuáles son las acciones necesarias para proteger a sus hijos.

Al margen  de todas las debilidades del sistema educativo costarricense, hoy los niños y los adolescentes creen que estudiar es una acción para complacer a sus padres.  No han interiorizado, un futuro para ellos mismos, y si además se les da dinero para permanecer en las aulas, el desastre es descomunal.  Tales acciones nacen en el abandono disimulado de los padres a partir de los primeros años escolares.

Surge luego la gran paradoja, se quieren jóvenes responsables, seguros, con una identidad propia, con sentido de logro y capaces de dejar el nido.

¿Cómo dejar el nido, si no se les ha enseñado lo necesario para buscar su bienestar a través de decisiones personales fruto de la guía y el apoyo de sus padres?

Los estudiantes de primaria y secundaria están en formación, cada uno de ellos tiene tiempos diferentes que el padre debe conocer y de ese conocimiento, surgir el grado de libertad otorgado, evitando que se haga daño a sí mismo.

Cada animal de este planeta forma a sus crías con las herramientas ancestrales para cuidar de sus vidas ¿Por qué siendo el ser humano, quien mayor cantidad de años requiere en la formación de sus hijos, abandona su labor tempranamente y sin que nos demos cuenta, la raza humana sale a vivir sin herramientas, destruyéndose a sí misma y a todo lo que lo rodea?

La familia, sea constituida de diferentes formas, solo será eficaz si no pierde de vista, por deseos egoístas, la labor que se le encomendó al procrear.

Sin comentarios

Agregar su comentario

Your email address will not be published.